domingo, 19 de agosto de 2012

La gente habla







de lo que no entiende
Como si la suma ignorancia concibiera el saber universal.
Vivimos en un mundo a contracorriente donde los significados no se amoldan a los conceptos en si.
La vida misma es abstracta se la mire desde donde se la mire.
Nos gusta la superficie de las cosas. Devoramos con la avidez de un niño que engulle un caramelo el mundo.
Ávidos de conocimiento y de fe, ansiamos rozar la perfección de una idea.
No somos tan complejos como creemos ser, ni tan diferentes.
Por mucho que la falta de comprensión o de talento se empeñen en decirnos lo contrario.
Nacer es comenzar a vivir en la cuerda floja sin saber que debajo de tus pies hay cien mil personas que te vitorean y otras mil que te abuchean.
Para muchos la vida es solo un espectáculo al que aplaudir mientras se acomoda el culo en un mullido asiento.
La televisión nos vende mentiras bonitas y apacibles.
Los lideres de masas nos dominan porque nuestro cerebro tiene mas masa que intelecto propio.
A veces los tímpanos se retuercen de dolor ante tanta fanfarronería.

En las voces mas francas hay veneno.

Los ídolos que hacemos son tan frágiles como el cristal y un simple silencio puede hacerlos estallar en los pies , rasgando la carne y haciendo fluir la sangre.

Saben mas los necios que los santos porque este mundo fue creado por ellos.


Yo no soy quien para concebir con un párrafo toda la belleza de este mundo.
Solo soy alguien que se ha dejado la piel en el infierno.
Pero me da igual porque nunca me abrigo demasiado.
Soy alguien que se ha dejado así mismo arder entre las brasas.
Pero me da igual porque nunca fui demasiado inteligente.
Que alguien se haga un vestido con mis abrazos y se engañe por las noches con mis palabras.
No quiero mis versos ni tampoco mi calor.
La vanidad es algo que solo esta hecho para el cobarde.


Estoy tan llena de cenizas que a veces creo que soy un cementerio.
Los pasos de los que se han ido retumban en mi cerebro como si fueran golpes en el pecho.
Por la noche desde el cielo de mi techo veo dibujadas constelaciones hechas de nombres que ahora solo son una palabra equivoca.
Todos vivimos entre muertos pero muy pocos somos conscientes de ello.
Lloramos mas  por lo que se perdió , en vez de sonreír que por lo que vendrá.

Estoy tan llena de cenizas que a veces me duele saber si soy yo o si soy tu.
Garabatee mi nombre en un papel y lo hundí en una botella.


Bebetelo pero ten cuidado si te sienta mal.

No soy trago de buen gusto.

No respires mas de la cuenta. En esta vida lo único que no tiene precio son las veces que el mundo nos deja sin respiración. Hipoteca tu casa pero nunca malvendas la esperanza.

La ilusión es un niño que siempre se pierde al volver a casa pero aun así seguimos creyendo que vendrá  Que nunca tendrá la suficiente fuerza o el suficiente valor para abandonarnos.

Tengo la belleza caduca y perdida de una anciana que ha vendido en besos y caricias el amor que no tenia en sus labios.


Soy el vecindario donde siempre has crecido,tu primer orgasmo,el olor de la colonia de tu madre, el tacto de tus sabanas, las gotas de lluvia que repiquetean en la ventana.


A veces lo soy todo y otras veces me torno en la nada.


De mi solo quedan brasas.

El corazón es la única maleta pesada que me lleva.

¿Pero que es el corazón?




Un órgano inútil,antiguo y rudimentario. Un anciano que se cansa demasiado cuando camina y que no conviene sacar de casa.
Un ser deforme que si se muestra en publico , provoca el pavor general
Un hijo molesto e inoportuno que siempre fastidia porque hace demasiadas preguntas.


De todo mi cuerpo el corazón es lo que menos importa.



Si el mundo funcionara con el corazón no haría falta inventarnos un Dios benevolente.

Tener corazón hoy en día es condenarse a la pobreza.


Nadie ama los corazones.


Son la parte mas desagradable de un bonito cuerpo.


La gente habla de lo que no entiende.


Y los vagabundos se multiplican. Las prostitutas se multiplican. Las ratas se multiplican.
La miseria,la pobreza,el hedor se multiplica mientras tu te masturbas en tu cama.


Vivir es cegarse de placer hasta perder la noccion del tiempo.


 Y entonces en ese limbo, en ese estado perpetuo de desinterés e inercia, resistir al embiste de los días.



Sin saber que son ellos los que nos resisten a nosotros.



La gente habla de lo que no entiende y yo solo soy otra ignorante mas



2 comentarios:

  1. te leo hace poco, y la verdad no se nada del mundo y pareciera que tu tampoco lo sabes pero también pareciera que en medio de tu sin sabor al ver el mundo un poco mas allá de la pantalla, tuvieras alguna esperanza algo que el mundo pareciera haber perdido totalmente

    ResponderEliminar
  2. Estas son el tipo de entradas que me gustan.

    ResponderEliminar